LMN – La llegada a Shanghai

tintin1

 

Mapa de Shanghai

Debido a problemas de tiempo no he podido escribir como los investigadores escaparon de Egipto, queda pendiente para una próxima reseña.

Escribo aquí un resumen de los datos relevantes que conocen los investigadores y que deben de tener en cuenta para comenzar el capítulo de Shanghai.

Lo que sabéis antes de llegar a Shanghai.

-         Jackson Elías estuvo en Shanghai

-         Jackson Elías tenía una caja de cerillas de “El Tigre Tambaleante”

-         Jackson Elías tenia una foto de un barco llamado “Ama Oscura” que fondea en Shanghai y que viaja con bandera Británica

-         En la casa de Eduard Gavigan encontrasteis un libro de contabilidad donde se reflejaban varios envíos a Exportaciones Ho-Fong.

-         Nodens le dijo a Pettersen que la otra parte de la piedra estaba en Shanghai

-         Conocéis dos sectas: La lengua Sangrienta que opera en Nueva York y Kenia y la Hermandad del Faraón Negro que opera en Londres y Egipto que ambas adoran a una imagen distinga de Nyarlathotep. No conocéis la existencia de ninguna secta relacionada  con Nyarlathotep en Shanghai.

-         Sabéis que está en marcha un plan para realizar un ritual en tres puntos del planeta uno en Kenia (probablemente la Montaña del viento negro) otro en algún punto de Australia y otro en algún lugar del océano cercano a Shanghai. Este ritual coincidirá con un eclipse total de sol a principios de 1926.

-         Sabéis que la expedición Carlyle en su paso por Egipto rompió el sello (del que vosotros tenéis una parte) que protegía la zona de Dashur. Sospecháis que este hecho desencadenó una serie de acontecimientos catastróficos para la humanidad.

-         Por último sabéis que Gavigan sigue vivo. (Esto no debería de ser relevante pero dadas las circunstancias de esta campaña en concreto creo que se ha vuelto fundamental)

 

Una calle de Shanghai

Copio la información que da la aventura Las Máscaras de Nyarlathotep sobre la ciudad:

CHINA Y SHANGHAI

HISTORIA GENERAL

La China moderna nació como un subproducto accidental de la I Guerra Mundial. A cambio de su asistencia puramente nominal durante la guerra, la Conferencia de Versalles concedió generosamente al Japón todos los derechos y posesiones alemanas en la provincia china de Shantung. Como quiera que China también era un aliado nominal durante la guerra, los chinos patriotas se sintieron insultados por este hecho. Las manifestaciones que tuvieron lugar en Pekín el 4 de Mayo de 1919 proporcionaron el término “4 de Mayo” como referencia general para los estallidos nacionalistas que siguieron; el movimiento del 4 de Mayo sirve como lanzamiento del partido comunista chino y revive el Kuomintang de Jiang Jieshi. Estos formidables e implacables enemigos se enfrentarán en China durante el siguiente medio siglo.Los investigadores llegan a Shanghai en algún momento de 1926. El Julio de ese año Jiang Jieshi remata una serie de intrincadas negociaciones para lanzar oficialmente la expedición (militar) al Norte que pretende vencer a los señores de laguerra locales y regionales y unificar el centro de China con el Sur. El esfuerzo alcanza éxitos considerables y Jiang tomaShanghai en Marzo de 1927. Sin embargo, durante 1926 y 1927 hay combates locales en la provincia de Kiangsu y enor-mes huelgas azotan Shanghai así como Hong Kong y Cantón. A finales de 1927 Jiang ataca al liderazgo comunista e izquierdista y entre los que consiguen escapar de Shanghai en el último momento se encuentra Zhu Enlai, futuro primer ministro de China.

 

LA HISTORIA DE CERCA

 

Durante la Gran Guerra los poderes coloniales se dedicaron principalmente a producir municiones lo cual proporcionó excelentes oportunidades de trabajo pata los fabricantes chinos. Sin embargo, y una vez terminado el conflicto, la renovada competencia del Oeste forzó a los industriales a exprimir los salarios de sus trabajadores por lo cual es perfectamente posible que los investigadores vean piquetes, manifestaciones, disturbios y batallas entre policías, trabajadores y esqui-roles en las cuales solían intervenir piedras, garrotes, botellas y espadas.Sin un guía chino para explicar su presencia, los investigadores pueden encontrar amistad irracional, animosidad, te-mor y servilismo fuera de la Concesión Internacional. Incluso con un intérprete deberán abrirse paso por escenas muy interesantes. El Guardián tiene entera libertad para llenar las calles de cadáveres, hacer pasar soldados o policía por en medio de la acción, realizar asesinatos inexplicables, hacer que los cónsules y la policía prevengan a los investigadores contra provocaciones e incluso hacer girar los cañones de los buques de guerra anclados en el río hacia la ciudad, todo ello con el fondo del drama creado por la extrema riqueza y la más absoluta pobreza.

LA CIUDAD:

Shanghai está construida en el delta del río Yangtsé cerca tanto del Gran Canal como de los nuevos ferrocarriles. El terreno sobre el que se alza la ciudad es principalmente de aluvión y prácticamente llano; un elaborado sistema de diques y barreras protegen la ciudad contra mareas, inundaciones y tormentas. El drenaje es un problema permanente y la tabla acuática es muy alta por lo que el agua potable y la eliminación de residuos presentan complicaciones permanentemente. Se trata de una ciudad sin grandes edificios; la mayoría tienen menos de cuatro pisos.
Todo el mundo se queja del calor y la humedad del Verano y el Otoño. Las temperaturas son como las de Nueva Orleans pero los veranos de Shanghai son más húmedos (con unos 30-50 litros por metro cuadrado de precipitación al mes) y los inviernos más secos. En Verano y Otoño los tifones, procedentes del mar, barren la ciudad, más o menos como hacen los tornados en el Sur de los Estados Unidos.
En toda China se toman precauciones contra el robo que dejan estupefactos a los investigadores: los hogares de la gente rica están escondidos tras paredes lisas y recias verjas; todo el mundo tiene barrotes en las ventanas; mucha gente emplea guardias y vigilantes; negocios grandes y muy rentables operan en condiciones miserables: banqueros pudientes no visten mejor que sus empleados. Hay que mirar muy de cerca para saber quién es poderoso, quién es pobre y quién pretende cambiar de estado.

IDIOMAS:

El inglés sirve adecuadamente dentro de la Concesión Internacional mientras se limiten las preguntas a las del tipo: “¿Dónde está…?” Los policías chinos de uniforme son educados y les gusta cooperar. Existe un pequeño listín telefónico del cual tienen ejemplares los edificios del gobierno, los buenos hoteles y los negocios más prósperos, y también existen algunas cabinas. El servicio de telégrafos y el de correos son fiables pero los correos privados cuestan menos que un sello y son más rápidos.
Fuera de la concesión hay que hablar Chino Mandarín (para lo cual los investigadores cuentan con el Sr. Choi). De vez en cuando pueden tener lugar encuentros con misioneros, comerciantes y empleados de los gobiernos coloniales; los funcionarios chinos suelen estar alineados con uno o más señores de la guerra, facciones políticas, bandidos, bandas de los bajos fondos y/o oligarcas. En China no existe en esos momentos (y desde hace años) un gobierno central efectivo, y no existirá otro hasta que los comunistas solidifiquen su poder a principios de los 50. Sin la ley o las costumbres el poder individual se ha convertido en el factor dominante.

Tintin en Shanghai

%d a los bloggers les gusta: