LMN – Shanghai – La calle de los farolillos.

SH40

Majindono (2) – Robert O’Connel – (Exlegionario Inglés de familia acomodada)
El otro Víctor – Horace Pettersen (Biólogo)
Júpiter (3) – Andrew Bakerstone – (Ladrón escocés heredado de Muad’dib)
Yrian (2) – Patrick Rose (Agente del FBI y exmilitar)
Juan – Ahmed (Beduino árabe)
Enrad – Andrew Thompson (Arqueólogo con un siniestro pasado)

Andrew Thompson es un profesor de historia y arqueología en la universidad de Oxford. Comparte viaje con el grupo de investigadores en el trayecto Port Said – Shanghai y traba amistad con el profesor Pettersen. Los investigadores requieren sus servicios ya que ninguno de ellos habla chino y además conoce la cultura china. El profesor Thompson a su vez se ve tremendamente interesado por la historia de los investigadores debido a un terrible y oscuro pasado debido a su inmersión en los Mitos de Cthulhu.

La llegada a Shanghai del grupo de investigadores resultó trepidante pues al poner un pie sobre china fueron recibidos por una explosión en el mismo puerto internacional. Un grupo de terroristas habían atentado contra el sistema dirigente (mejor dicho contra la ausencia de un gobierno chino dirigente)

Tras darle algunas vueltas los investigadores deciden registrarse en el Hotel Palace, dentro de la concesión internacional. Tras darse un tiempo para dejar sus cosas y decidir con que armamento podrían moverse con soltura por la ciudad, decidieron salir y dividirse en dos grupos. Rose y Bakerstone deciden ir al Shanghai Courier con la intención de encontrar alguna noticia relacionada con la expedición Carlyle por lo menos con alguno de sus integrantes. Por otro lado O’Connel, Ahmed y Thompson se dirigen al puerto para encontrar información sobre el Ama Oscura.

Bakerstone y Rose (haciendo de woodward y bernstein estilo años 20) se introducen dentro del Shanghai Courier con la intención de encontrar toda la verdad. Utilizando su posición de occidental adinerado Bernstein, perdón, Bakerstone intenta sobornar a algún trabajador de periódico para que les ayude a buscar noticias pero con nulo resultado, por lo tanto deben dejarse los ojos buscando durante toda la tarde con el siguiente resultado.

Pista 40

 

Por su parte el otro grupo descubre que el Ama Oscura fondea en el puerto cada tres o cuatro semanas solo por la noche y siempre parte antes de que salga el sol. Tras soltar unos pocos dolares les comentan que descargan las mercancías con barcas y las llevan siempre al almacén de Ho-Fong.

Cuando los dos grupos llegan al hotel comparten información e ignorando todos los avisos del hotel deciden ir esa misma noche a la calle de los farolillos.

Al llegar al Tigre Tambaleante el grupo se da cuenta de que justo al lado del garito se encuentra el número 88 de la calle de los farolillos, el lugar donde se había producido el asesinado que descubrieron en el Shanghai Courier. Deciden pasarse por el 88 antes de entrar en el Tigre Tambaleante. Llaman a la puerta y al abrirles se dan cuenta de que se encuentran en un Burdel, y ya puestos aprovechan y entran para pasar el rato. Thompson (el único que sabe hablar chino) pregunta por la madame la cual sale a atenderle. Por unos pocos dolares esta le enseña la habitación donde sucedieron los hechos. Esta destrozada y parcialmente quemada y tras un vistazo se dan cuenta de que no pueden encontrar nada de interés allí. Tras unas preguntas más la Madame se cansa de ellos y le dice a una joven que les atienda. Esta les indica que la chica que vivía en esa habitación se llama Choi Meiling y la madame la vendió a otra casa hace unas semanas. La madame se enfadó con ella porque protegía en su habitación a un americano llamado “Jhon Smith”. Los investigadores deciden seguir la noche de juerga, perdón, con las investigaciones y deciden ir al burdel donde vendieron a Choi. De nuevo al abrir la puerta queda claro donde están y de nuevo Thompson el único que habla chino pregunta por Choi. Rápidamente le informan que Choi se escapó hace una semana y no han vuelto a saber nada de ella.

El Tigre Tambaleante (por fin)

Mc Chum

 

Salvo Pettersen que decide irse al hotel, el resto del grupo se va a El Tigre Tambaleante. El garito consta de una sola estancia y un urinario, ambos grandes, oscuros y sucios. Carteles de colores chillones que representan a estrellas femeninas de la canción china decoran las paredes. La luz es simultáneamente cruda e inadecuada. Tras décadas de humo de tabaco y de intentos fallidos de acertar a las escupideras, el aire es húmedo y pesado, y si hay algún médico en el grupo tiene motivos para inquietarse pensando en la tuberculosis.
El propietario y camarero es un hombre llamado Fergus Chum (al que los parroquianos le llaman “McChum” porque es hijo de escocés y china.) Sus dedos, como los de sus clientes, están teñidos de marrón de tanto fumar.

El grupo se sienta, piden varias copas y esperan a que McChum las sirva para empezar a hacerle preguntas. No hacen preguntas sobre Jhakson Elias ni sobre la expedición Carlyle e intentan pasar de lado sobre los incidentes ocurridos en el prostíbulo de al lado. Los investigadores hacen bien en ser precavidos pero a cambio no consiguen ninguna información de McChum.

Finalmente Patrick Rose se acerca e intenta ser más directo le habla de la desaparición de Choi Meilin y de la de Jhon Smith, les dice que están en peligro lo que cuela, y McChum reconoce conocerles pero que dice no saber donde están. Aunque McChum no suelta prenda da la sensación de que acepta las palabras de preocupación de Patrick, es posible que en otra ocasión McChum esté más receptivo.

Los investigadores deciden irse considerando que McChum sabe más de lo que dice pero que parece imposible sacarle prenda. Por desgracia para ellos había demasiados oídos en el garito para no ser escuchados.

Por la noche en una oscura calle de Shanghai los investigadores son atacados por un grupo desconocido que sin mediar palabra comienzan a repartir patadas y puñetazos a diestro y siniestro. Los investigadores se intentan defender pero son superados en número y en capacidades, solo Bakerstone consigue escapar dejando en el suelo inconscientes a varios compañeros y a Patrick Jane luchando aun en solitario. Patrick grita pidiendo ayuda a Bakerstone pero este sigue corriendo (N. del Guardián. Esta acción fue defendida con una retirada táctica pero yo estoy pensándome todavía si no debí hacer perder cordura al personaje de Andrew por el remordimiento de dejar a sus compañeros en el suelo a merced de desconocidos violentos)

Los investigadores despertaron por la mañana, maniatados en una habitación decentemente iluminada. En seguida varios hombres armados con cuchillos entran en la habitación, les dicen en inglés con marcado acento chino que se levanten. Les cortan las cuerdas pero les hacen un gesto con los cuchillos claramente comprensible “Sin armas te dejé así, no quieras saber lo que puedo hacer con esto”

Lin Tangyu

Les llevan a un salón alargado donde un hombre mayor está sentado en un trono, a su lado hay una pipa humeante que desprende un fuerte olor a opio. A los lados del salón hay dos bellas jóvenes que permanecen en silencio.  Los investigadores son obligados a postrarse ante el trono, momento que aprovecha el hombre para hablar.

“Buenos días señores. Tengo entendido que ustedes están buscando al señor Jhon Smith. En ese caso tenemos un objetivo común, yo también busco al señor Smith, aunque le conozco como el señor Jack ‘Brass’ Brady”

N. del Guardian: Los jugadores dan un respingo y saltan sobre sus asientos, tras seis meses de campaña parece que están en una pista clara que les conducirá a uno de los miembros de la expedición Carlyle.

LMN – Shanghai – La calle de los farolillos.

1 Comentario

  1. Enrad

    Sigo diciendo que esa huida fue cobardia pura y dura, nada de “retirada tactica”. Si hasta se perdio por las calles de Shanghai.

Comentarios cerrados

%d a los bloggers les gusta: