Otros puestos de la Marinería

resto

Servicios sanitarios

Genna Seedar

Genna es la última superviviente de un pequeño grupo de la resistencia de Kal’Shebbol al que el moff Sarne aplastó sin piedad. Siendo una joven estudiante de medicina en la universidad de Byblos, quedó atrapada en Kal’Shebbol mientras visitaba a unos amigos cuando el moff Sarne impuso serias restricciones al desplazamiento de los lugareños. Genna decidió ayudar a sus jóvenes amigos a combatir la tiranía del moff Sarne, y pronto aprendió a usar un bláster por sí misma.
Sus amigos tuvieron éxito en varias incursiones pequeñas contra las fuerzas del moff Sarne, pero fueron contrarrestados rápida y contundentemente. Genna empleó sus conocimientos médicos para atender las heridas de sus amigos, arrastrándolos desde las pequeñas emboscadas hacia sus refugios ocultos bajo el astropuerto de Kal’Shebbol. Genna estuvo sentada junto al lecho de los últimos mientras agonizaban a causa de las heridas producidas por las terribles armas de Sarne. Genna quiere seguir ayudando a la gente con sus habilidades médicas, aunque ello suponga meterse en medio de la refriega. Ya ha estado involucrada en tiroteos, y puede defenderse con un bláster. Genna está acostumbrada a esquivar el fuego de bláster para rescatar a camaradas heridos, y no tiene miedo a la captura ni a la muerte.
Suministros

 

Nizzal

Loh’khar el Descubridor tiene a su servicio a tres Turazza, pequeñas servidoras reptilianas que le sirven de recaderas, llevan mensajes y le ayudan a mantener sus contactos y sus fuentes. Son ferozmente leales a Loh’khar, y se dice que comparten con él algún tipo de vínculo empático o telepático. En apariencia el twi’lek crió a las turazza desde su nacimiento, y éstas se sienten unidas a su “padre”, Rizzal, Vizzal y Nizzal no miden cada una más de tres cuartos de metro, están cubiertas de escamas moteadas de rojo y suelen ir encorvadas. Visten sencillas túnicas y chalecos que les permiten moverse con libertad. Cada una lleva un macuto de mensajero para transportar computadores de bolsillo. Son muy rápidas, tanto con sus huesudas manos como con sus pies. Como son tan bajitas, pueden introducirse rápidamente debajo de las mesas, en las conducciones de servicio y entre las piernas de seres más grandes (como los humanos).
NIZZAL
Nizzal es la negociadora de Loh’khar, la turazza encargada de hacer y mantener contactos con las diversas fuentes y clientes del twi’lek. También es la líder oficiosa de las hermanas turazza: Loh’khar la trata mejor, y confía más en ella que en sus hermanas a la hora de negociar con otros clientes y fuentes.
VIZZAL

Vizzal

Vizzal se ha especializado en conseguir materiales para Loh’khar, o al menos en descubrir dónde están, quienes los tienen y qué están dispuestos a aceptar para separarse de ellos.

 

 

Rizzal

RIZZAL
Rizzal es la hermana encargada de reunir información. Ella suele saber quiénes tienen qué información, cómo la consiguieron, qué quieren y qué están dispuestos a pagar a cambio. También está aprendiendo rápidamente a penetrar en los sistemas de computadores para obtener la información que Loh’khar necesita. Rizzal es una estudiante aplicada y quiere aprender tanto como pueda sobre recuperación datos en computadores. Tiene la fea costumbre de pegarse a cualquiera que esté trabajando con un computador, arreglándoselas para mirar por encima del hombro a pesar de su corta estatura.
Mantenimiento de Repulsores

 

T’achak T’andar

 

En un principio T’achak formaba parte de un equipo de diseño Chadra-fan contratado por lncom para diseñar nuevos deslizadores aéreos y terrestres. Pero el joven Chadra-fan se aburría tras la mesa de diseño y pronto saltó del diseño a la más emocionante tarea de probar prototipos. Era extraordinariamente bueno llevando cada vehículo hasta el límite de sus posibilidades y demostrando que los diseños de sus compañeros funcionaban. Por desgracia tenía la costumbre de llevarse los modelos para divertirse o participar en carreras de prototipos contra otros diseños, lo cual generaba muchas apuestas a su favor y demasiados deslizadores estrellados.
T’achak fue pasando de una compañía a otra, probando nuevos vehículos hasta y por encima de sus límites; ha trabajado para Ubrikkia, Aratech, lkasadno, y Mobquet, entre otras. En cada una de ellas acababa por llevarse algún prototipo para una demostración o carrera, apostando a lo rápido que podía tomar una curva, como podía tomar una de cerrada y cuánto le podía sacar a otros vehículos de pruebas. Cuando se quedó sin compañías para las que trabajar, T’achak pasó una etapa desconcertante, trabajando para algunos grupos de traficantes locales e incluso en una banda de salteadores, antes de unirse a la Nueva República.
Inclasificable

Boom

Boom es un alienígena bajito y jorobado, de ojos saltones y rostro peludo. Siempre esta asintiendo con la cabeza y riéndose ininteligiblemente para sus adentros, diciendo de vez en cuando “¡BUM!” en voz muy alta. Nadie sabe realmente lo que es un guudrian, y no hay muchos que conozcan cómo éste llegó a hacerse amigo de Krudar, el duros. Pero una cosa es cierta; a Boom le encantan el fuego y las explosiones. A Boom le encanta todo lo que brille y reluzca (como la llama de su miniencendedor, que normalmente emplea para encender cigarros), o bien sea ruidoso o explosivo, es la clase de ser que en cuanto ve u oye una explosión, corre en esa dirección en lugar de ponerse a cubierto. A menudo Boom está probando diferentes materiales para ver si arden de manera divertida; algo que suele enojar a los miembros de la tripulación, que ya están hartos de ver abrasados experimentalmente sus instrumentos, herramientas y pertenencias personales. Cada vez que Boom ve algo que arde o explota, grita repetidamente “¡bum! ¡bum!», sumamente excitado.

%d a los bloggers les gusta: