Plana mayor del Estrella Remota

PlMaEstRem

Información recogida del blog http://guardianoscurosaga.blogspot.com.es

Ojo, aquí recojo información que pueden leer los jugadores, pero en el blog de referencia también hay información spoiler de los mismos. Te recomiendo que visites el blog pero que la información en rojo te la saltes.

Keleman Ciro

Keleman Ciro, ex-Sargento del Comando Page, se está adaptando rápidamente al hecho de pasar de soldado de elite a capitán de la corbeta de la Nueva República Estrella Remota. A pesar de su falta de experiencia de mando, Ciro ha mostrado una notable resistencia a los efectos de los módulos retuercementes del Guardián Oscuro, lo que ha conducido al teniente Page a creer que la fuerza mental de Ciro puede ser un factor decisivo en la misión de la Estrella Remota.

Ciro era estudiante de programación de computadores, y se había propuesto una “tranquila” carrera a la luz del parpadeo de los monitores. Sin embargo, a medida que el cerco represivo del Imperio se estrechaba en su mundo nativo de Dolomar, Keleman se encontró inmerso en un grupo de resistencia. Tras participar en una serie de ataques guerrilleros que derrocaron al gobernador imperial de Dolomar, Keleman se unió al ejército regular de la Nueva República. Viendo la ocasión de abandonar el apartado planeta natal, su hermano Noell también se alistó al servicio de la Nueva República. Noell fue destinado al cuerpo de pilotos, mientras que Keleman iniciaba un Curso de entrenamiento intensivo para comandos. Tras mostrar un comportamiento excepcional en sus primeras misiones en el Sector Brak, Ciro fue transferido al Comando Page. Dos años después de haberse unido a los gallardos comandos, Keleman ha demostrado repetidas veces su valía en el Comando Page.

Kaiya Adrimetrum

Kaiya Adrimetrum es la primera oficial a bordo de la Estrella Remota. Es una mujer apasionada y de fuerte voluntad, modelada por acontecimientos que escapaban a su control, no espera otra cosa a bordo de la Estrella Remota.
En un principio Adrimetrum comenzó su lucha contra el Imperio porque el Imperio destruyó su vida. Su marido fue muerto por soldados imperiales durante la ocupación de Siluria III. Adrimetrum organizó a sus parientes y amigos en una célula revolucionaria, y dirigió un ataque contra el gobernador imperial de Siluria III. Ella y sus luchadores por la libertad fueron pronto atraídos hacía la alianza rebelde por Corwin Shelvay, quien les convenció de que sus esfuerzos revolucionarios serían mucho más útiles en otras partes.
Desde entonces Kaiya ha sido un soldado, luchando contra el Imperio y esforzándose por proteger a quienes combaten junto a ella. Tiende a desarrollar fuertes vínculos personales con los componentes de sus Comandos. Si bien esto ha aumentado la eficacia y la labor de equipo, también ha conseguido que sea más triste sobrellevar las pérdidas. Adrimetrum ha servido junto a diversos Comandos durante la lucha de la Alianza Rebelde contra el Imperio. Se ha distinguido tanto en el combate que recientemente fue invitada a incorporarse a los Comandos de elite de Page. Desde que trabaja con el teniente Page, ella se ha ganado su respeto y su confianza.
Adrimetrum es una mujer sería en extremo. Tiene treinta y pocos años, pero sigue conservando un aspecto juvenil con su pelo negro corto y sus rasgos cincelados y aristocráticos. Sus profundos ojos castaños traicionan su aflicción y un corazón hastiado de combatir.

Gorak Khzam

Este rodiano ha sido puesto al mando de la seguridad a bordo. Asegura tener conocimientos acerca de los sistemas del sector Kathol del moff Sarne, cosechados a lo largo de años como comerciante independiente de la región. Su experiencia le proporciona cierta familiaridad con los diversos asentamientos y culturas del sector, y puede ofrecer algunos contactos que tal vez sean de utilidad para la Estrella Remota. Khzam pasa gran parte de su tiempo en el puente de la Estrella Remota, supervisando sus operaciones, suele estar cerca de Ciro y Adrimetrum para ofrecer sugerencias o estrategias alternativas si le preguntan. Parece tomarse con interés las necesidades y la seguridad de la tripulación. En ciertas situaciones el capitán Ciro suele pedir a Khzam que comente y critique sus ideas.
Khzam es un individuo peculiar, y muestra multitud de comportamientos anómalos. Evita el contacto físico con los demás, hasta el punto de rehusar el combate cuerpo a cuerpo. Al rodiano también le preocupa que los demás estén cerca de él. Una manera garantizada de enojarlo consiste en invadir su “espacio vital” acercándose a menos de medio metro de él. Acostumbra a decir a los demás: “Kozak lo neetska” (“Quédate en tu espacio”).
Su actitud hacia los demás alienígenas parece condescendiente, en especial hacia aquellos oficialmente esclavizados por el imperio. Cuando está cerca de estos alienígenas Khzam se comporta con mucho tacto y los evita si puede. A menudo se le ve echar miradas a su espalda, como si alguien lo estuviera acechando. Khzam no se apresura a dar consejo ni información a menos que se le pregunte directamente. A veces parece querer expresar su opinión, pero se contiene hasta que le preguntan.

Darryn Thyte

Thyte es el ceñudo Oficial de Operaciones del puente de la Estrella Remota, encargado de mantener el orden y la eficacia del Centro de Mando de la nave, él es los ojos y los oídos del capitán para todo lo que suceda fuera de la nave, desde comunicaciones a lecturas de sensores. Es también el navegante de la nave, el puente es su responsabilidad y su hogar, y protege ferozmente su territorio.

 

Jessa Dajus

Quien tal vez sea el miembro más misterioso de la tripulación, la teniente Jessa Dajus, es una ex-oficial del Imperio que sirvió al moff Sarne. Aunque ésta esbelta joven asegura haber cambiado de bando, a nadie le convencen ni ella ni sus motivos. Dajus afirma que persigue al moff Sarne por venganza. Dice que era piloto imperial de transbordadores que servía en sus fuerzas, y que la encarcelaron cuando Sarne purgó de “traidores” su personal militar y administrativo. Dice que trabajaba en secreto para socavar el poder del moff en Kal‛Shebbol y así librar al planeta de sus injusticias. Si no hubiera sido una prisionera tan importante en los calabozos del moff, Dajus no hubiera sido torturada; y tiene numerosas cicatrices a lo largo de su brazo izquierdo para demostrarlo.
Al principio la plana mayor de la Estrella Remota pensó que traer a Dajus a bordo como tripulante sería peligroso; pero decidieron correr el riesgo para poder contar con ella como consejera táctica imperial. Al parecer nadie más de Kal‛Shebbol sabe demasiado sobre las operaciones del moff Sarne en el sector Kathol. Aunque Dajus no lo sabe todo, parece conocer mucho, en especial acerca de estrategia militar imperial y la forma de trabajar de Sarne.

Lofryyhn

Este wookie de pelaje castaño rojizo es un viejo amigo de Kaiya Adrimetrum; ambos sirvieron en la misma unidad rebelde después de que Kaiya abandonase su mundo natal de Siluria para unirse a la Alianza. Los dos llegaron a ser íntimos amigos tras participar en numerosas misiones de infiltración. Lofryyhn siempre proporcionaba un buen apoyo técnico a las misiones, y tampoco era malo peleando. Aunque rara vez hablen de sus aventuras juntos, se rumorea que Lofryyhn le salvó más de una vez la vida a Kaiya. Ella afirma que Lofryyhn domina una forma muy especializada de arte marcial wookie llamada wrruushi, que lo hace realmente demoledor en el combate cuerpo a cuerpo; de todos modos, el wookie evita hablar del tema.

 

Brophar Tofarain

Tofarain disfrutaba los últimos años de su vida en su propio negocio de reparaciones en el astropuerto de Kal’Shebbol, hasta que se presentó la Nueva República. Sus hangares de reparaciones y talleres mecánicos resultaron alcanzados durante la lucha que obligó al moff Sarne a huir de Kal’Shebbol, un misil rompedor mal dirigido fue a caer en medio del hangar de Tofarain, borrando del mapa su almacén de recambios, la mayor parte de su maquinaria y numerosas naves pequeñas en reparación. Por fortuna Tofarain y sus empleados se habían puesto a cubierto del ataque en una taberna cercana.
De modo que cuando la Nueva República empezó a reclutar una tripulación para la Estrella Remota, Tofarain fue de los primeros en presentarse. Exigió algún tipo de indemnización por la pérdida de su negocio de reparaciones. Y si la Nueva República no le podía indemnizar con créditos, insistió en que tendrían que alistarle en el viaje de la Estrella Remota, pues no le quedaba ningún sitio a donde ir. Se ofreció como jefe de transportes y piloto de transbordador, asegurándose una plaza en la Estrella Remota al “prestar” a la Nueva República su transbordador personal (que estaba atracado lejos de su infortunado negocio) para labores de transporte.

Doctor Akanseh

Este cirujano mon Calamari era un gran filántropo que soñaba con llevar el servicio médico a los apartados mundos de los Territorios del Anillo Exterior. Cuando huyó de su mundo natal para escapar de la esclavitud del Imperio, ya era un consumado cirujano. Akanseh pasó muchos años oculto, desarrollando una sala de operaciones automatizada casi por completo mediante droides. Los elementos de esta sala cabrían en la bodega de un carguero ligero y se podrían montar rápidamente para instalar una sala de operaciones de campaña. La idea de Akanseh era supervisar la sala mientras sus droides médicos le ayudaban y llevaban a cabo varias operaciones de rutina.
Akanseh construyó al fin su sala y reunió un selecto grupo de droides médicos que él mismo programó. Aproximadamente coincidiendo con la derrota del Imperio en Endor, empezó a llevar sus servicios médicos a varios mundos apartados, ayudando así a muchos seres oprimidos por el Imperio. Numerosos comerciantes independientes le ayudaron a transportar sus salas de operaciones a otros sistemas apartados, normalmente a cambio de servicios médicos gratuitos o con una tarifa de viaje reducida.
Pero los planes de Akanseh se cruzaron con el moff Kentor Sarne. En su último viaje, el carguero en el que viajaba fue capturado por un crucero imperial de interdicción. Akanseh fue conducido a Kal’Shebbol como prisionero de Sarne, y su sala de operaciones puesta al servicio del moff. Pero Sarne tenía otros planes para el cirujano mon Calamari. Sus habilidades médicas y cibernéticas lo harían útil en los calabozos del moff como interrogador. Como Akanseh era un ser pacífico y no acostumbrado a la resistencia activa, decidió evitar los problemas portándose como un prisionero sumiso… pero ejecutando su misión a su manera.
Rara vez usaba la fuerza sobre sus pacientes; antes bien, intentaba convencer a los prisioneros de que confiasen lo suficiente en él como para revelar la información que el moff Sarne esperaba que Akanseh desentrañara. Sabía que si no era capaz de convencer a sus pacientes, serían entregados a los interrogadores imperiales y a sus salvajes droides; peor aún: el mismo Akanseh seria obligado a torturarlos.

Kl’aal

Cuando la Estrella Remota necesita hacerse idea de lo que pasa en la superficie de un planeta, así como cosechar información sobre sus habitantes de forma discreta y pasando desapercibidos, la tripulación envía a un equipo de exploradores dirigido por el defel Kl’aal, el explorador lacónico de la Estrella Remota es un individuo misterioso. Surgió, literalmente, de las sombras en Kal’Shebbol, para unirse a la tripulación de la Estrella Remota. Cree que a la Nueva República le queda mucho por hacer en el sector Kathol, y quiere colaborar para inclinar la balanza a su favor; al menos eso afirma.
La tripulación de la Estrella Remota no podía dejar escapar a un defel como explorador avanzado: su capacidad natural para confundirse con las sombras resulta perfecta para examinar mundos y poblaciones sin ser visto. Pocos conocen el origen de Kl‛aal o sus auténticos motivos para unirse a la expedición de la Nueva República. Y a Kl’aal le gusta que así sea.

Ranna Gorjaye

Esta belleza pelirroja y temperamental llamada Ranna Gorjaye es la Comandante de vuelo del complemento de cazas de la Estrella Remota (aunque a veces se la pueda tomar por la mismísima capitana de la Estrella Remota). Sabe cómo hacer su trabajo sin perder pilotos ni cazas. Aunque a veces llegue a ser sarcástica y creída, Gorjaye es un miembro muy apreciado de la plana mayor de la Estrella Remota.
Gorjaye no tolera un desplante de nadie: en la cubierta de vuelo, en formación y en combate, su palabra es la ley. Quien no esté de acuerdo, que espere sentado a la próxima misión. Tiene una confianza inquebrantable en su capacidad y en sus pilotos. Gorjaye es una dura capataz, e insiste en que sus pilotos presten plena atención durante sus informes, se atengan a cada orden, y ejecuten las mismas a la perfección y sin peros. Esta disciplina alarga la vida de los pilotos de la Estrella Remota; cuando se desobedece, la gente muere en combate y se pierden naves.
Gorjaye es el terror del hangar de aterrizaje. A menudo se la ve gritando órdenes, mandando a los técnicos y comiéndose con patatas a quien se cruce en su camino. Para Gorjaye el estado óptimo de operatividad consiste en tener todas las naves “listas y en sus puestos”. Por desgracia éste no suele ser el caso. El hangar de aterrizaje es su territorio, y cualquiera que cuestione su autoridad allí o que trate de usurparla, será rápida e implacablemente corregido.

 

Loh’Khar “el Descubridor”

Loh’khar es el especialista en suministros de la Estrella Remota: Cualquier cosa que necesite el equipo, fácilmente se la agencia en cuestión de minutos o en unas pocas horas, según sea el artículo de grande o de raro. El espigado twi‛lek es tremendamente secretista en cuanto a sus métodos y las fuentes de donde obtiene el equipo, y a menudo explica su sistema diciendo: “Si supieras de donde lo he sacado, seguramente no lo querrías”.
Hace muchos años, Loh‛khar huyó de su mundo natal, Ryloth, al parecer escapando de alguna conspiración tribal que se cernía sobre él, o al menos eso dice. Con métodos poco claros adquirió un transporte ligero y viajó por toda la galaxia como una especie de vendedor ambulante, llevando artículos curiosos de un mundo a otro y colocándoselos al comprador perfecto. A veces se establecía y obraba sus maravillas de conseguidor desde un punto fijo, por lo general cerca de astropuertos o de populosos centros urbanos, donde empresarios, traficantes y burócratas anhelaban artículos raros, ilegales o caros que no podían obtener por sus propios medios. En cada lugar establecía una densa red de espías, bribonzuelos callejeros, ladrones y “agentes de compras” que le ayudaban a conseguir lo que sus clientes le pedían. El algunos casos, sobre todo yendo de viaje, Loh‛khar hacía él mismo el trabajo.
Durante uno de sus viajes, Loh’khar ofreció cierta valiosa información a cambio de tres huevos de turazza sin incubar. Entonces muchos pensaron que Loh‛khar había salido perdiendo en el trato, pero los huevos pronto eclosionaron y las tres turazza quedaron ligadas al twi‛lek. Ahora las menudas reptiles Rizzal, Vizzal y Nizzal, trabajan para Loh’khar, haciendo recados y reuniendo información.

Próximamente, la marinería.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

%d a los bloggers les gusta: