¿Por qué me gusta Eurovisión?

Y tú me lo preguntas, cuando te tiras horas y horas viendo la televisión. 🙂

Reconozco que lo mío con el concierto de Eurovisión no es normal, no he escuchado a nadie hablar de el mejor que yo, entre mis amig@s no se encuentra ningún eurofan, y siempre que saco el tema para hablar de ello, suelo recibir las mismas preguntas. ¿Quién va este año? ¿Dónde es? ¿Cuándo es? ¿La canción española es tan mala como siempre? ¿Vamos a quedar los últimos?

Bueno, empecemos por el principio, este fin de semana es el concierto de  Eurovisión que se realizará en Copenhague, ya que el año pasado ganó Dinamarca el festival.

La representante española se llama Ruth Lorenzo la canción es buena y luchará por entrar en el top 10 del festival, estar ahí se puede considerar un triunfo.

Este año el ganador estará entre dos países, Armenia y Suecia, que sin duda llevan las dos mejores canciones. Sin embargo yo no dejaría de lado a Dinamarca, Rumanía y a Hungría pues sus canciones valen la pena. A continuación enlazo sus vídeos por orden de preferencia (la mía claro) (Actulizado, tras las semifinales mis favoritos son los siguientes, se caen Dinamarca, Rumanía y Hungría y entra a tope Austria, España y Reino Unido)

Austria:Buena canción y la mejor puesta en escena. Ahora mismo es imbatible. Tiene el poder del fuego de su parte.

España:Es la mejor canción (lo creo sinceramente) pero depende de la puesta en escena que tradicionalmente deja que desear. Aun así tiene una proyección ascendente desde que comenzó la semana, le doy el segundo puesto, aunque lucha contra los bloques del este y los nórdicos. TODO depende de si Reino Unido le da los doce puntos a Ruth, que creo que este año es posible. Un puntazo de la canción de Ruth es que el agua es lo único que puede con el fuego. Ahí lo dejo.

Reino Unido: Le pasa como a España, en proyección ascendente y además es Reino Unido. La canción gusta pero nadie va a poder con Conchita.

Armenia:Ha ido a menos a lo largo de la semana. La canción en directo pierde y la puesta en escena deja que desear. Aun así se va a llevar los votos de Europa del Este.

Suecia:La candidata del Norte. Es una canción preciosa pero no le llega ni a la suela de los zapatos a Conchita, así de claro. Por mucho que esté primera en las casas de apuestas el fuego del fenix lo va a quemar todo.

 

Bien, una vez dicho esto voy a explicar porqué me gusta Eurovisión.

1 Está pensado para divertirse. En efecto, puede que digáis, “pues claro”, pero piensa un poco. ¿Cuántas cosas hay en el mundo que unan a 38  países con el ánimo de divertirse? Año tras año puedo sentarme con mi familia y amigos, delante de la tele a pasar un buen rato. Si Eurovisión faltara, ya no sería lo mismo.

2 La globalización del evento. Y muchos diréis, eso no es bueno, ejem… Como decía Mecano en la canción de Un año más:

entre gritos y pitos los españolitos

enormes, bajitos hacemos por una vez,

algo a la vez. 

Pues en este caso lo hacemos millones de personas en el mundo, en concreto Más de 170 millones de espectadores siguieron el Festival de Eurovisión 2013. Ójala hubiera más cosas en el mundo que permitiera  a 170 millones de personas pasárselo bien.

3. Eurovisión demuestra que puedes llevarte bien con los países vecinos. Con toda la controversia que tiene esto, tachado de politiqueo, de tongo y de mil cosas más. Luego daré la explicación que le veo yo, pero antes quiero dejar una reflexión.  Recuerdo la primera vez que votó Bosnia en Eurovisión desde Sarajevo en 1993 en plena guerra de los balcanes, cuando se realizó la conexión el público enmudeció, en casa estábamos totalmente en silencio, y en la mente de todos estaba la esperanza de que los bosnios pudieran emitir su voto. Durante unos segundos no se escuchó nada en absoluto, los europeos notamos como todos conteníamos la respiración, y de repente se escuchó “Hello Millstreet, this is Sarajevo calling” (Hola Millstreet, llamando desde Sarajevo) todo el auditorio rompió en aplausos y los que estábamos en nuestras casas volvimos a respirar.  Ese aplauso y ese aliento le llegó a toda Bosnia en ese instante, por primera vez. No se lo que pasaría por la mente de los Bosnios, ni siquiera se cuantos pudieron seguir el concierto, pero si me pasara a mi, por un segundo habría sentido que ese aliento me llegaba de toda Europa.

 

Mi teoría sobre la votación de los países vecinos no es tan romántica. Promocionar una canción cuesta mucho dinero y es mucho más barato promocionarlo en países cercanos. Cuando un país centroeuropeo, como por ejemplo Hungría, está rodeada por 7 países, es mucho más fácil llegar a los mismos. Por el mismo dinero que España llegando a dos países, Francia y Portugal, Hungría ha llegado a siete. Aunque con los años, evidentemente, el amiguismo también ha calado, estoy convencido que la promoción de la canción hace mucho más que la cercanía del país. Y por otro lado, si la canción es mala o está mal interpretada, no la votan ni tus vecinos. Podéis comprobarlo.

4. Eurovisión es el programa de televisión que más tiempo se ha mantenido en antena. En efecto, todos los años de forma ininterrumpida desde 1956 se emite el programa, y desde entonces miles y miles de seguidores se trasladan por todo el continente para disfrutar del concierto. Curiosamente, en 1956 se jugó la primera final de la copa de Europa de clubes de fútbol, en la que el Real Madrid venció al Stade de Reims francés. Desde entonces la final de la Champions y el concierto de Eurovisión se han convertido en los acontecimientos continentales más importantes, los dos arrastran a fans de todos los países a la ciudad que albergará la final de la competición. En el caso de Eurovisión, los fans de todos los países se unen por diversión y para disfrutar del acontecimiento, no importa tanto quien gane, sino de vivir el momento, y eso y no otra cosa vale su precio en oro. No creo que exista en el mundo un acontecimiento que una a tanta gente, de tan diversos lugares y en una comunión tal.

5. Por último, algo totalmente personal. Cada vez que empieza Eurovisión me emociono. No se si es por un ataque de nostalgia o por comprobar que pase lo que pase algo se mantiene en el tiempo tan bello y tan rico como siempre. Lo único que se a ciencia cierta es que a mi me hace feliz, y que no hace mal a nadie. Me vuelvo a repetir: Ojala más cosa en este mundo fueran como Eurovisión

En fin, os dejo con el vídeo de la canción española, mucha suerte Ruth, disfruta de este momento y compártelo con tus personas más cercanas. Yo lo haría así. 🙂